Aprender a estudiar

Empiezan las clases. Los chicos vuelven al ritmo de estudio y nosotros a la preocupación de siempre: que aprendan y aprueben.

Empiezan las clases. Los chicos vuelven al ritmo de estudio y nosotros a la preocupación de siempre: que aprendan y aprueben.

Texto: Lic. Mercedes García

Hay muchas cosas que podemos hacer por los chicos desde nuestro lugar. Enseñarles a estudiar no es algo menor. Lo importante es saber que todos son capaces y que pueden hacerlo bien. Creer en ellos desde nuestro lugar de docentes y de familia es tan fundamental como estar atentos a sus capacidades e intereses individuales. Para generar un espacio de estudio, el primer paso es proveerlos de un lugar lo más libre de distracciones posible. Son mejores los ambientes que tienden a estar más bien frescos; los cálidos desfavorecen la concentración.

Antes de comenzar a estudiar, es necesario que los chicos entiendan que no se trata simplemente de leer un material. Estudiar es un concepto más amplio que implica primero organizar, luego entender y por último fijar. La organización es indispensable: los materiales que no están ordenados son un obstáculo para articular conocimientos nuevos en la mente. Es necesario acomodar lo exterior para luego poner en orden lo interior.

Estar al día es clave. Una de las acciones más útiles para poder estudiar es que los chicos estén en tema y que el programa o temario esté presente. Una buena rutina de estudio implica leerlo con frecuencia, ir marcando lo visto, anotar al lado de cada tema la página del libro en donde figura. Siempre ayuda colocar etiquetas en los libros, carpetas, apuntes y fotocopias señalando los títulos o temas para que éstos sobresalgan.

Con respecto al texto, es imposible que los chicos lo entiendan y recuerden sin haberlo trabajado con anterioridad. Deben apropiárselo: subrayar lo principal y titular cada párrafo con una frase que sintetice su tema. Ayuda también hacer cuadros sinópticos con colores llamativos y colocarlo en la pared del lugar donde más tiempo se esté en la casa. Mirar el cuadro, relatarlo, explicárselo a alguien, fijarlo; todo suma. La escritura manual es muy útil ya que, de este modo, funcionan áreas del cerebro que no lo harían al escribir en un teclado y, además, se aprovecha la memoria visomotora. Muchos chicos utilizan disparadores de la memoria creando una sola palabra con las iniciales de una lista de nombres a recordar. La memoria también entra en juego en el aprendizaje de definiciones. éste suele ser uno de los escalones más complicados. Puede resultar muy útil escribirlas en una hoja para cada materia a lo largo del año, ya que en los exámenes siempre van a aparecer preguntas de concepto. Si bien las principales memorias para el estudio son la visual y la auditiva, también podemos hacer uso de las memorias kinética y emocional. Ante un examen, es indispensable organizar el tiempo disponible de estudio: dividir la cantidad de días por la cantidad de temas a estudiar, dejando siempre uno o dos días libres para el repaso general final.

Para poder llevar a cabo estos pasos, es necesario hacer del estudio un hábito. Los chicos deben incorporar a su día a día la importancia de dedicarle un tiempo en casa a lo aprendido en el colegio. Estudiar una hora por día es una herramienta que los ayudará para el resto de sus vidas. Puede dedicarse a cumplir con los deberes asignados, leyendo temas próximos a ver en clase o repasando lo visto. Al principio será un esfuerzo, pero de a poco se tornará una experiencia muy satisfactoria.

Debemos tener en cuenta que, si en nuestro afán de ayudarlos nos ponemos nerviosos y se suscitan momentos desagradables, lo mejor es derivar esta tarea ya que esas situaciones obstaculizan el objetivo. Todas estas técnicas son para que las apliquen los que estudian. Si lo hacemos nosotros por ellos, no los estamos ayudando. Enseñar es acompañar y guiar el aprendizaje, no dar elaborado el conocimiento. Es el estudiante quien debe hacer el click del entendimiento.

Más información:

Lic. Mercedes García

Psicóloga especializada en aprendizaje y técnicas de estudio

M.N. 39532

(011) 4731-8995 / (15) 4141-8868

psicologiayestudio@gmail.com

VOLVER A LA NOTA PRINCIPAL

Written By
More from Tigris
Eco tour por San Sebastián
Familias, matrimonios, parejas que apostaron por un lote en este paraíso alejado...
Leer más