Día Internacional del Agua: la importancia de cuidarla

En el año 2003, la ONU declaró al agua como recurso indispensable para la vida terrestre y fijó cada 22 de Marzo como fecha para festejar y recordar la importancia del cuidado de este recurso.

El agua es indispensable para la vida, y la necesidad de agua potable aumenta de la mano del crecimiento global. En el año 2003, la ONU declaró al agua como recurso indispensable para la vida terrestre y fijó cada 22 de Marzo como fecha para festejar y recordar la importancia del cuidado de este recurso.

El agua cubre más del 70 % del planeta tierra. La mayor parte es agua salobre que conforma las grandes extensiones de océanos. Dentro de los ecosistemas de agua salada viven infinidad animales y plantas. Esta no es apta para abastecer las necesidades de consumo ni de riego. Por su parte, se calcula que, en promedio, solo el 2,5 % es dulce, y una gran parte está alojada en las masas de hielo que cubren Antártida, Groenlandia, el Polo Norte y los glaciares continentales.

El agua subterránea sigue en orden de importancia. Esta abastece algunos ríos y lagos, siempre y cuando, el ser humano no la haya contaminado, lo cual se convirtió en algo muy usual en los últimos años.

El ciclo del agua 

La gran superficie de los océanos aporta, por medio de la evaporación, agua a la atmósfera. Los lagos, cursos de agua, y la evapotranspiración de plantas y animales también contribuyen a este proceso. 

Parte del agua evaporada se condensa en la atmósfera, asciende a zonas más altas y frías, donde se transforma en nubes, que son arrastradas por el viento y descargan en forma de lluvia, nieve o granizo de agua dulce. El agua de lluvia puede infiltrarse en el suelo, escurrirse en el mar o ser absorbida por las plantas. Este ciclo se repite una y otra vez. 

El cambio climático

Las sequías y las inundaciones son dos caras de la misma moneda. El cambio climático altera el régimen de lluvias; desencadena en lluvias torrenciales e inundaciones en algunas zonas, y sequías en otras. El calentamiento global aumenta la temperatura de los océanos, los grandes reguladores térmicos de la tierra, lo que incrementa la evaporación.

Desde nuestro lugar, podemos contribuir con esta causa a partir de acciones mínimas como: no regar a pleno sol en verano, asegurarnos de que las canillas queden bien cerradas, y no menos importante, educar y concientizar a los más chicos sobre la importancia de los cuidados del agua, un recurso fundamental para nuestras vidas. 

 

María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers

Contacto: 15-4991-6073 – marialauravidal@hotmail.com

More from Revista Tigris
¿Qué diría San Martín hoy?
En estos tiempos de incertidumbre y de discusiones políticas, hace bien mirar...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *