El valor de los colores en jardín

¿Qué aporta cada color? ¿Cómo se recomienda combinarlos entre sí? ¡Conocé el rol de los diferentes colores en el jardín!

Además de sus peculiares formas y texturas, las plantas poseen colores y matices que bien combinados generan bellos contrastes. ¿Qué aporta cada color? ¿Cómo se recomienda combinarlos entre sí? ¡Conocé el rol de los diferentes colores en el jardín! 

Verde

Con tonalidades vivas y relucientes, el verde es el color por excelencia de la naturaleza; se utiliza principalmente para enmarcar los demás colores. ¡Es fácil de combinar!

Hay verdes oscuros como el que caracteriza al Laurentino (Viburnum tinus), y más claros como el del arbusto Duranta Aurea. Este color secundario combina perfectamente con el amarillo y con los azules, y contrasta con el rojo (Glandularia peruviana), el anaranjado y violeta (Coreopsis y Lavanda).

Blanco

El blanco es el resultado de la mezcla de todos los colores del arcoiris. Es ideal para iluminar los sectores oscuros del jardín o patio. Armoniza con el amarillo claro (Hemerocallis “Harry Barras”) y con los violaceos (Verbena bonariensis). Contrasta con el rojo (Rosales), con los anaranjados (Kniphofia) y el azulado de las Salvias guaraníticas e Iris germánicas.  

Rojo

Es un color primario que transmite amor y pasión, llama la atención; es alegre y atrae muchas miradas. Su efecto es tan fuerte que se recomienda colocarlo a la distancia.



Por su parte, el rosa genera un clima romántico. Combinarlo con diferentes tonos de rosado puede resultar un éxito. ¡También va perfecto con naranja o violeta!      

Amarillo

Es el color que asociamos con el calor y la calidez. Aporta energía al jardín y armoniza con los dorados y verdes. Contrasta con los azules, violetas y rojos. ¡Nada más alegre que las flores amarillas!
                                                                                                                                                                                                                  
 

Azulado

Es el color más sensible al ojo humano y transmite quietud y recogimiento. Como ya habrán oído, es un color más bien frío y distante. Para que su color no se desvirtúe con el sol, es ideal utilizarlo en lugares sombríos y a media sombra. 

Si se lo trabaja en masa genera sensación de abundancia. Es una gran idea combinar, por ejemplo. Agapanthus africanus con Salvia guaranítica.


Más allá del color que aportan las plantas, los elementos decorativos como palos de quebrachos, cañas tacuara secas, hierros fundidos o mallas simas pintadas, también pueden perfectamente aportar vida al jardín.

 

María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers

Contacto: 15-4991-6073 – marialauravidal@hotmail.com

More from Revista Tigris
Hyaluronic Concentrate: Nuevo sérum con ácido hialurónico de ISDIN
Podemos esperar a que el envejecimiento nos invada, o bien empezar por...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *