FLORES TODO EL AÑO

Disfrutar de los colores más allá de la primavera, es posible.

El  jardín es aquel lugar capaz de hacernos disfrutar, emocionarnos, pensar, recibir, acoger y sobre todo, admirar la naturaleza día a día. Más allá de las flores que nacen de los rosales, las trepadoras, herbáceas, los arbustos y árboles en primavera y verano, podemos disfrutar de otras flores de estación durante el resto del año.

Los florales son plantas anuales o bianuales que tienen un ciclo corto, y son cultivadas a partir de semillas, gajos o esquejes. Con sus flores nos permiten apreciar diferentes gamas de colores en otoño e invierno, cuando casi todas las especies entran en su período de dormición y dejan de brillar. Se las utiliza cada vez más por su bajo costo y por el poco esfuerzo de mantenimiento que requieren.

Sus orígenes

Estas plantas se remontan al año 1840, en Gran Bretaña, cuando se creó el primer macizo floral a gran escala, que se convirtió en un símbolo de poder económico.

Qué especies plantar

Al sol

  • Viola: Existen blancas, amarillas, lilas o violetas. Distancia de plantación: Cada 30 cm.
  • Alyssum: Se pueden encontrar en blanco y lila. Distancia de plantación: 22 cm.
  • Antirrhinum o Conejito: Hay blancas, lilas, rosadas, amarillas, naranjas, y de más colores. Distancia de plantación: 30 cm.
  • Dalia: Sus colores también son de lo más variados. Distancia de plantación: 30 cm.



A media sombra

  • Aster: Podemos apreciarlas en lila y violeta. Distancia de plantación: 30 cm.
  • Bergenia u Hortensia de invierno: Blanca y rosa. Distancia de plantación: 40 cm.
  • Prímulas: Hay lilas, blancas y violetas. Distancia de plantación: 25 o 30 cm.


A la sombra

Ciclamen: Existen en color fucsia, rojo, blanco y rosado. Distancia de plantación: 50 cm.

A la hora de plantar estas especies, es necesario tener en cuenta las horas de sol y sombra que necesitan, sin olvidar que en invierno el sol está más bajo que en las demás estaciones. También es importante estar atentos para que combinen con las especies existentes.


El suelo: La clave

Tips para que estas especies crezcan sanas y con fuerza:

  • Nutrición del suelo: Cada vez que plantemos florales, será necesario enriquecer previamente la tierra con abono o compost. Podemos agregar un puñado de pinocha en cada floral para brindarles acidez.
  • Humedad: Es importante tenerla bajo control. Estas plantas rechazan el encharcamiento y requieren un suelo seco para crecer. Ante el exceso de humedad, el bulbo se enfermará con hongos que lo llevarán a su putrefacción.

A la hora de diseñar…

Debemos tener en cuenta que las florales se plantan en masa o “manchones” grandes. Se recomienda juntar las del mismo color, o bien agrupar las de tonos opuestos.

Sigamos nuestra intuición, y animémonos a diseñar con estas especies para disfrutar de los colores durante todo el año. ¡Mucha suerte!

María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers

Contacto: 15-4991-6073 – marialauravidal@hotmail.com

More from Revista Tigris
Jardines: estilos que encantan
Los jardines con estilos que se identifican con sus entornos producen un...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *