Manos que ayudan a sanar

Si hay una práctica médica que ha ganado prestigio y reputación como una práctica médica alternativa es la Osteopatía.

Si hay una práctica médica que ha ganado prestigio y reputación como una alternativa médica es la Osteopatía. De qué se trata esta técnica que se basa en la teoría de que el cuerpo puede curarse solo.

Por Lucila Jordán

Cada vez con más frecuencia escuchamos hablar acerca de diferentes terapias no convencionales o complementarias que nos ayudan a lograr un mayor bienestar. Quizás sean las generaciones más jóvenes las que se encuentran más permeables a adquirir hábitos saludables y a incursionar en tratamientos naturales. Sin embargo, hoy queremos contarles sobre la Osteopatía, una práctica que tiene su origen en el siglo XIX y que cada vez es más reconocida por la gran ayuda que nos ofrece.

Y para conocer aún más sobre esta terapia y la carrera universitaria, conversamos con Juan Pablo Bunge, osteópata DO y fundador de la Escuela de Osteopatía Fulcrum.

 ¿Qué es la Osteopatía y por qué es tan efectiva?

Muchos se harán esta pregunta…

Se trata de una terapia manual que se basa en considerar al ser humano como una unidad de cuerpo, mente y espíritu. Y tiene como principio el concepto de que cada uno tiene todos los elementos necesarios para equilibrarse y sanarse a sí mismo. Cuando no se logra ese equilibrio es que aparece la Osteopatía. Es importante aclarar que el osteópata no cura, sino que es un fulcro, un punto de apoyo, que utiliza el cuerpo para encontrar la salud.

El osteópata tiene la capacidad de “leer y escuchar el cuerpo y dialogar con los tejidos”. Se dice por eso que la Osteopatía es una ciencia, una filosofía y un arte. Todo junto. Así como un músico va afinando el oído a través del tiempo, el osteópata perfecciona el tacto, y en igual medida, el poder de escucha. Vale la aclaración porque es fundamental que nos sintamos cómodos con el profesional y que se genere un vínculo tal que nos anime a depositar allí toda nuestra confianza.

¿Es cierto que las emociones nos afectan el cuerpo?

Esta es una pregunta recurrente que nos invita a mirar más allá del cuerpo. ¿Por qué se me cierra el pecho? ¿Por qué me duele la cabeza? ¿Por qué siento un nudo en el estómago? Como dijimos, la Osteopatía nos concibe como una unidad: MENTE, CUERPO Y ESPÍRITU. Por eso, cuando hay una dolencia interior como tristeza, angustia, miedo o preocupación, nuestro cuerpo lo manifiesta. La Osteopatía nos permite descubrir, nos abre una puerta y nos ayuda a sanar. Como pacientes, debemos estar involucrados y comprometidos con nuestra propia sanación y colaborar con el osteópata para encontrar la salud.

¿Terapia curativa o preventiva?

Podríamos comparar el cuerpo de un paciente con un auto. Hay autos que funcionan bien porque son o están como nuevos o porque no se usan demasiado, y con sólo tres chequeos al año se mantienen. Pero hay otros, más viejos o más exigidos, que necesitan de mayor atención. Con los pacientes pasa lo mismo. Podemos consultar a un osteópata preventivamente y hacer un “mantenimiento” dos o tres veces al año para “ajustar” lo que sea necesario; y también acudir por una dolencia física puntual. Y cuando hablamos de dolencia puede ser de cualquier tipo: desde un dolor de cabeza recurrente, ese que tantas veces tratamos de aplacar con un analgésico, hasta algo más crónico. Y como cualquier disfunción hace que el cuerpo pierda el equilibrio, llegar al origen de ese malestar es la clave.

En Osteopatía se dice que la enfermedad es normal en un cuerpo desequilibrado, tanto como la salud lo es en un cuerpo equilibrado.

¿Cualquier persona puede estudiar la carrera?

Conversando con Juan Pablo Bunge, DO y fundador de la Escuela Fulcrum, nos contó que, al igual que con la carrera de Medicina, no hace falta tener estudios previos para estudiar la carrera universitaria de Osteopatía. Existen tanto jóvenes que salen del colegio y empiezan la carrera, como profesionales de la salud que la eligen para obtener una visión más integral y sumar conocimientos. 

De médico tradicional a osteópata

¿Cómo descubriste la Osteopatía?, le preguntamos a Juan.

“Mientras me encontraba estudiando Medicina, fui testigo de un milagro junto a mi madre que sufría de un fuerte dolor en el ciático desde hacía tres meses. Me había enterado que en Luján vivía un “huesero”, una persona que sabía sobre un tipo de terapia oriental, manual y milagrosa. Sin dudarlo, la llevé. Su síntoma desapareció como por arte de magia luego de haberle practicado algunas maniobras muy sutiles. Tiempo después entendí que esas maniobras no eran otra cosa que prácticas osteopáticas”. 

“Durante toda mi carrera estuve esperando algún acercamiento a este tipo de terapia, pero no ocurrió. Tiempo más tarde, durante un viaje, conocí a un escalador español que me contó que su hermano estudiaba Osteopatía, una medicina manual que “acomodaba” el cuerpo. Ahí descubrí que había algo parecido a lo que hacía el huesero de Luján, y que se podía estudiar”. 

Cuando Juan se recibió de médico, a través de un colega conoció el Instituto Argentino de Osteopatía, la primera escuela en nuestro país fundada por Gilles Drevon. Se anotó, y cuando se recibió fue invitado a enseñar como docente. Después de la muerte de su fundador, la escuela cerró. Fue ahí cuando empezó a reunirse en grupo con otros colegas para ver la forma de que la Osteopatía no desapareciese. En el año 2009, nació la Escuela de Osteopatía Fulcrum.

¿Qué es para vos la Osteopatía?

“La considero una ciencia médica integral y completa en sí misma, que tiene su propio modelo de diagnóstico y su propia línea de tratamiento, y que a partir de una irregularidad o falta de equilibrio en el cuerpo, realiza su propio tratamiento”, nos cuenta. Por este motivo, la considera una ciencia única, global y holística que se basa en conocimientos científicos que existen y que se van renovando. 

“Es curioso que a diferencia de otras ciencias que van avanzando y modificando ciertos principios, la Osteopatía no hace más que confirmar sus bases”, sigue. Aparentemente el creador, Andrew Taylor Still (médico estadounidense, 1828-1917) ha tenido una intuición muy potente, ya que los nuevos descubrimientos del siglo XX no hacen más que confirmar a la Osteopatía en sus pensamientos científicos originales.

¿En qué se diferencia Fulcrum de otras escuelas?

“En primer lugar somos una escuela muy dinámica que va aprendiendo en el ejercicio de la docencia y en la observación del proceso evolutivo de los alumnos, lo que nos lleva a generar modificaciones en el programa educativo, es decir que aprendemos también viendo la evolución de los alumnos”, subraya.

Al entender el concepto holístico, incorporaron a los programas otras especialidades o disciplinas para completar la formación como: materias de alimentación natural y consciente; y técnicas como el Feldenkrais para que los alumnos puedan entender mejor la biomecánica del cuerpo. 

También sumaron conceptos fundamentales de la medicina china orientados hacia el profesional osteópata. “Creemos que la conexión entre los distintos órganos y las emociones es fundamental para seguir en el camino de lo holístico”. A su vez agregaron un área de formación de posgrado en el 2016 como espacio de ateneos abiertos a toda la comunidad osteopática argentina.

Nuestra misión como profesionales es ayudar a la Osteopatía a difundir la salud, creando hábitos en las personas para disminuir su dependencia a fármacos, procurando que cada paciente entienda que el camino de sanación está dentro suyo y no depende de factores externos. Nuestra misión es ser fulcrum -fulcro-, que quiere decir punto de apoyo.

 

Informes e inscripción: Fulcrum.escuela@gmail.com

www.osteopatiafulcrum.com.ar

Instagram: @osteopatiafulcrum

Facebook: fulcrumescuela

Dirección:  Guardia Vieja 3534,  CABA

Teléfono: 011 6802-1953

Tags from the story
, , ,
More from Revista Tigris
Eme papel: tras un sueño
Se lanzó a armar agendas con diseños propios y creó Eme Papel,...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *