AFINES: buenos anfitriones, buena compañía

@somosafines nació de la perseverancia y de la confianza en las segundas oportunidades. Delicias, risas y encuentros de calidad.

Por María Ducós

Todos tenemos una cajita guardada con esos sueños e ilusiones a los que, a pesar del huracán por el que podamos estar pasando, no queremos renunciar. Este grupo de emprendedores tenía muy en claro que ni una pandemia mundial destruiría su gran proyecto. @somosafines nació de la perseverancia y de la confianza en las segundas oportunidades. Delicias, risas y encuentros de calidad.

Después de haber tenido que cerrar dos locales gastronómicos en pleno microcentro y con una pandemia que había llegado para quedarse, cualquiera hubiese desistido en ese proyecto de emprender en gastronomía, o por lo menos, lo hubiese puesto en pausa hasta que las aguas se calmen. Pero ese no es el caso de este grupo de amigos que decidió emprender a pesar de todo y que, probablemente gracias al contexto, lo hicieron de la mejor forma.

Esta es la historia de Loli Dodds, Belu Alegre, Nico Marcó y Coco Malbrán, que seguían con la pasión y las ganas de trabajar intactas. “Entendimos que nos teníamos que reinventar y la coyuntura provocó que miremos para una zona más residencial que de oficinas”, nos cuentan. 

Emprender a pesar de todo

En este camino que ha tenido sus curvas, finalmente decidieron apostar por el lugar donde todos crecieron y vivieron: San Isidro. Porque siempre amamos nuestras alas, pero también nuestras raíces. Y fue en La Calabria, ese barrio donde se instalaron inmigrantes italianos y que ya en los últimos años viene siendo protagonista de una gran transformación y crecimiento, que abrieron Afines (@somosafines). 

Esos jóvenes que coparon el barrio y que buscaban propuestas nuevas fueron los primeros en paladear esta idea distinta no sólo en lo gastronómico, sino también en lo estético y en el concepto detrás: ser anfitriones y transmitir la alegría de recibirlos. 

“Soñábamos con un lugar que nos reuniera, que fuera lindo y riquísimo, un lugar para estar cómodos y tranquilos, bien atendidos. Afines porque es para nuestros amigos, y para todos los que, como nosotros, quieran sentirse así con sus propios amigos. Nuestro logo muestra un “perro gato” unidos. Y así, distintos o incluso opuestos, acá SOMOS AFINES”, comparte Loli.

Delicias a toda hora

En Afines se respira trabajo en equipo y aire de familia. La carta prioriza la calidad de las materias primas y la propuesta que más los distingue es la del brunch: avocado toast, yogur casero con granola, la ciabatta de jamón crudo y la de salmón ahumado. Pero también las tortas, lingotes, budines, alfajores y delicias dulces no se quedan atrás. Además, hace unos meses incorporaron el café de especialidad para coronar la oferta. 

Y como se trata de compartir más tiempo juntos, nada mejor que hacerlo bien acompañado. Entre los favoritos de la comunidad afinera están los alfajorcitos de nuez con dulce de leche, el scon de queso, el lingote de pistacho y chocolate blanco, la carrot cake de cheesecream frosting, el avocado toast con huevo soft, el brownie con helado y salsa de dulce de leche, la croissant de jamón y queso, los fosforitos de jamón y queso, la bruschetta de jamón crudo, la torta de nuez y el key lime pie. Siempre abiertos a escuchar sugerencias y críticas constructivas, Afines va por buen camino. ¡Esto recién empieza!

More from Revista Tigris
Arte en acuarelas
Esta es la historia de Rochi López Rouger, una artista que encontró...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *