Blue Rabbit: diseño de autor acogedor

Ella diseñadora, él productor audiovisual. Un matrimonio que destinó todo su trabajo, estudio y potencial al diseño de interiores.

Por María Ducós

Ella diseñadora, él productor audiovisual. De los momentos más esperados de este matrimonio de artistas, fue el de destinar todo su trabajo, estudio y potencial al diseño de interiores, su perla en un mundo donde la creatividad se pone al servicio del hogar. Le pusieron nombre a su pasión: @bluerabbitdesign y desde entonces, cada diseño propio les confirma que abrieron la puerta correcta.

Que todo comunica es una premisa de cabecera también para los que se dedican al diseño. Porque en un cuadro, en un mueble o en un espacio, conocer de composición, armonía y buen gusto es el pasaporte para crear productos o brindar asesoramientos que salgan del molde. Mucho de eso hay en la creación de @bluerabbitdesign, una cuenta de diseño que se caracteriza por sus cuadros, muebles y asesoramiento en diseño de interiores. 

Luli, con diez años de experiencia trabajando en un estudio de arquitectura y otros cinco en una marca de decoración, y Martín, productor y realizador audiovisual con su paso por importantes agencias y marcas, son el matrimonio fundador de este proyecto que hace de la calidez de hogar su mayor virtud.

A Luli y a Martín los une la pasión por el diseño de interiores. Sus carreras, complementarias en sus roles cotidianos, se fueron moldeando para siempre darle prioridad a su vocación. Y siguiendo ese camino, hace tres años que empezó a rodar este emprendimiento que combina cuadros originales, muebles a medida y asesoramientos integrales.

Fusión de pasiones

Es en los proyectos integrales donde sucede la magia. Es que en ese escenario, cuando se trata de crear espacios pensando en el universo de un determinado cliente, es en donde se lucen tanto sus productos y muebles, como sus ideas, combinaciones y diseños. “Priorizamos que el producto sea premium por sobre todas las cosas”, nos cuentan, y para eso utilizan madera de marupá, papeles texturados importados, muebles con distintas texturas, maderas y terminaciones. 

“Nos hicimos conocidos por nuestros cuadros, que son con lo que arrancamos, pero por suerte ahora estamos a pleno con los asesoramientos, proyectos integrales y muebles a medida”, destacan los chicos. 

Organización laboral y familiar

Emprender en familia requiere de roles bien definidos, premisas claras y una buena dosis de humor y buena onda. Para optimizar el trabajo, Luli es la encargada de los diseños de los cuadros y los asesoramientos integrales, los dibujos y las propuestas a los clientes. Por otro lado, Martín maneja el trato con los proveedores, los presupuestos, las compras y la atención al cliente. Por supuesto que en la dinámica diaria, son muchas las veces que las tareas se concretan en conjunto.

La comunidad del otro lado se construyó también en base al esfuerzo. La interacción con juegos, preguntas y consultas a través de las redes fue clave para generar diálogo y conocer a la audiencia cada día un poquito más. Porque una cuenta con una comunidad fuerte es mucho más que el número de seguidores. “Hacemos lo que hacemos con el alma y estamos muy contentos con el trabajo de esta dupla increíble”, nos cuentan. 

La mayor aspiración es seguir armando espacios desde cero: desde la elección de un almohadón hasta todos los muebles de una casa. “Esta es realmente nuestra vocación, lo que elegimos hacer todos los días”, concluyen. 

More from Revista Tigris
Plantación de árboles en Fundación Oficios
A través de IG, logramos conseguir árboles para dar sombra en el...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *