¿Cómo recuperar el jardín después de las vacaciones?

Reavivar cada espacio no es sencillo, pero si se siguen los pasos correspondientes, se puede volver a tener una vegetación frondosa y llamativa. 

El jardín requiere mucho trabajo y la vuelta de las vacaciones siempre implica un esfuerzo extra, luego de varios días sin cuidarlo. Reavivar cada espacio no es sencillo, pero si se siguen los pasos correspondientes, se puede volver a tener una vegetación frondosa y llamativa. 

Sector por sector, algunas recomendaciones para recuperar el jardín: 

Huerta: en esta época es muy fundamental regar diariamente.Se deben cosechar las hortalizas a diario, al igual que las calabazas y las frutas de bayas. Despuntar los extremos de los vástagos laterales de los tomates y pepinos. Podar las aromáticas como el romero, el tomillo y el orégano para secar. A los árboles frutales, por ejemplo, manzanos y perales, hay que regarlos profundamente y cosechar a diario sus frutos para controlar el ataque de los pájaros. 

Macetas: es necesario rotarlas en cuanto volvamos a nuestras casas. Además debemos regarlas y agregarles compost. También chequear el orificio de drenaje. Fertilizar con potasio y fósforo para estimular el crecimiento. Controlar el envés de las hojas, lugar donde se alojan plagas y enfermedades. Por otro lado, se puede volver a pintar las macetas desteñidas.

Compostera: retomar el compost casero con corte de césped, residuos orgánicos de cocina y la poda del jardín.

Canteros: reforzar la cobertura del suelo con granza, chips o papel de diario. Recolectar las dalias todos los días. Chequear el estado de los tutores. Abonar las camelias que comienzan a formar el pimpollo y fertilizarlas con Nitrofoska azul granulada. Luego, regar enseguida. 

Riego: Es muy común que algunos picos de riego se encuentren tapados. Chequearlos y revisar si es momento de rediseñar el sistema. 

Bulbos: Es la época para realizar la división de bulbos, por ejemplo, de los Agapanthus, para generar canteros nuevos con materia orgánica. 

Césped: eliminar los estolones que avanzaron sobre pisos, caminos y solados. Controlar la aparición de grillo topo. Observar los desniveles, encharcamientos y retención de agua para realizar micro nivelaciones con compost y arena. 

Flores: recolectar las semillas de las flores anuales, guardándolas en bolsas de papel en un lugar seco. Etiquetarlas con fecha de recolección, nombre y color de la flor. 

Cercos: recortar los laureles, bojes y ligustrinas para el mantenimiento de las formas. Agregar compost.  

Invernadero: humedecer el suelo por la mañana o pulverizar las plantas para evitar el ataque de moscas blancas y arañas rojas. Ventilar el ambiente diariamente . Continuar haciendo esquejes de hortensias, salvias, etc. 

Día a día, con dedicación y paciencia, se puede recuperar el jardín luego de descuidarlo un poco, dando lugar a las próximas tareas del otoño.

 

María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers

Contacto: 15-4991-6073 – marialauravidal@hotmail.com

More from Revista Tigris
Cocinas para todos los gustos
La cocina fue, es y seguirá siendo el corazón del hogar. Es...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *