Crecimiento Urbano

Como toda gran ciudad, el desarrollo de Costa Esmeralda se rige por lineamientos urbanos acordes a los parámetros de la región.

Como toda gran ciudad, el desarrollo de Costa Esmeralda se rige por lineamientos urbanos acordes a los parámetros de la región. A su vez, busca incorporar elementos que representen un diseño urbano moderno y de vanguardia.

UN EQUIPO RENOVADO

En enero de 2015, siguiendo los lineamientos implementados desde 2008, se reordenó el Departamento de Obras Particulares. Uno de los principales objetivos del sector fue generar mecanismos y procedimientos dentro del vertiginoso proceso de urbanización. De esta manera, el departamento se alzó para establecer normas e instrumentar reglamentaciones que procuraran un crecimiento armónico e integral.“Entendimos que estaba surgiendo un cambio de paradigma en términos de la creación de barrios cerrados sobre la costa bonaerense”, explica Fernando Curto, miembro del equipo. “Entonces, una de las premisas de Costa Esmeralda fue establecer una idea superadora, con un enfoque emergente, buscando generar espacios virtuosos a través de su diseño, su funcionamiento y hasta de su acelerado desarrollo”, define.

Por otra parte, este departamento también se pensó con el fin de desarrollar y dirigir las obras de infraestructura, sobre todo las destinadas a los edificios de espacios comunes. Algunas de ellas son las recientes obras del gimnasio, las nuevas oficinas administrativas, el acceso sur, los senderos peatonales, la nueva señalética, las intervenciones en los paradores de playa y la sala de monitoreo. Además, con la reciente incorporación del área de Espacios Verdes, el equipo también buscará realizar intervenciones en el paisaje a través de proyectos paisajísticos y reestructuraciones espaciales.

LA IMPORTANCIA DEL DISEÑO

Cuando hablamos de diseño nos referimos, principalmente, a los elementos que estructuran el entorno y producen un nexo armónico entre la infraestructura del barrio, el paisaje natural y las obras particulares. Sin duda, una de las mayores virtudes de Costa Esmeralda es su estructura, definida por caminos principales, rotondas y vías secundarias.

Otra de las principales virtudes del barrio es su riqueza topográfica. El relieve característico de la zona, sus médanos y bosques representan un importante desafío para las construcciones. Esta característica impacta sobre el diseño del masterplan del barrio y de las casas particulares.

En este punto, Fernando nos cuenta que el equipo de Obras Particulares tiene como objetivo establecer un canal de comunicación tanto con los proyectistas como con los directores de obra. “Si bien las edificaciones son regidas mediante un reglamento de construcción, éstas deberán tradu- cirse a través de proyectos que tengan en cuenta el entorno”, define.

SOBRE EL DESARROLLO

Cada año, con la llegada de nuevas casas y familias, surgen nuevos desafíos en términos de urbanización. Así, Costa Esmeralda debe adaptarse a las necesidades que trae aparejado este crecimiento.

“En este sentido, la creación de nuevas áreas y el aporte de nuevos profesionales contratados por el barrio nos permitieron abordar temáticas que hasta al momento no habían sido desarrolladas. En la actualidad ya existen áreas específicas: de mantenimiento de caminos y espacios verdes, de redes de agua y electricidad, de atención al propietario, de inspecciones de obras particulares, de visado de planos para el inicio de obras y diseño, y de desarrollo de obras de infraestructura”, describe Fernando.

CON UN PERFIL URBANO

Para definir el perfil urbano de una ciudad, lo más importante es identificar y analizar sus espacios, y cuál es la relación entre sus componentes más importantes y el entorno. “Para nosotros, ésa fue la clave para imaginar y desarrollar proyectos capaces de ser relevantes en la transformación del barrio”, enfatiza Fernando. “El lenguaje de los edificios debe ser acorde al entorno donde se ubican y a la naturaleza. Un claro ejemplo son las sendas peatonales, que se articularon perfectamente con los bulevares existentes, generando, por un lado, un paseo peatonal que se conecta con el bosque y, por otro, dando la oportunidad de interconectar los distintos puntos de Costa Esmeralda”.

Para concluir, Fernando nos regala una reflexión: “El espacio urbano es como lo describen determinados parámetros objetivos, pero también es tal como lo perciben subjetivamente sus habitantes”. Entonces, podemos afirmar, que el espíritu de sus vecinos y habitantes también tiene un efecto sobre el desarrollo de Costa como ciudad.

 

More from Revista Tigris
MUFFINS DE NARANJA Y ALMENDRAS
Una receta de Tres Tenedores.
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *