Cumpleaños infantiles sustentables: que el día más feliz del año también lo sea para el planeta.

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”.

Texto: Geraldine Vivian Caso Kraay – @unamamamontessori 

Cuando empezó a desinflarse el arco de globos que había armado para el cumpleaños de mi hija, comprendí la cantidad de látex que iría a parar a la basura. Los globos no se pueden reciclar dentro de “botellas de amor” o ecoladrillos, y exceptuando algunas manualidades para los chicos, son pocas las opciones que encontramos para reutilizarlos. 

Me propuse entonces reemplazarlos por opciones más amigables con el medio ambiente, y luego redoblé la apuesta. ¿Cómo sería un cumpleaños sustentable? A continuación, algunas ideas inspiradoras.

Decoración

Los globos metálicos pueden utilizarse varias veces antes de ser desechados y son aptos para ser colocados dentro de los ecoladrillos. 

¿Otras alternativas para decorar? banderines de tela o pompones de papel seda. Quedan preciosos y son fáciles de armar, aunque también se consiguen en casas de cotillón.  

Reemplazando lo descartable

Una opción estupenda para reemplazar los productos descartables, son los cubiertos y sorbetes de bambú. Luego de utilizarlos, podemos romperlos e incorporarlos a nuestro compost. También pueden ser de papel; pero no los confundamos con los de polipapel que tienen un laminado plástico.

Por otro lado, si la edad de los chicos lo permite, los frascos de vidrio son una opción hermosa y ecológica para reemplazar los vasos. El hecho de armar una mesa de bebidas en la que cada uno tenga un vaso con su nombre, hace que los niños se involucren y se acerquen hasta ahí, sin necesidad de moverse de un lugar a otro con los frascos en la mano.

Y si de papel de regalo hablamos, ¿notaron la cantidad de envoltorios que se desechan en los cumpleaños? ¿Qué tal si decoramos los regalos de una forma más original y personalizada? Podemos por ejemplo, reciclar dibujos de nuestros hijos —al menos yo, en mi casa tengo millones—, o decorar papeles de diario con témpera. A diferencia del papel de regalo, que también suele estar laminado con plástico, estos pueden terminar en la parrilla.

Cuando organizamos un cumpleaños, podemos darle a cada detalle una mirada más sustentable. La mayoría de las veces, incluso, esto vuelve más económico el festejo. Es solo cuestión de usar la imaginación o el gran recurso de las redes sociales, que nos brindan ideas y soluciones brillantes. 

Hagamos de la sustentabilidad un estilo de vida. Los pequeños cambios siempre son mejor que nada, porque como dijo Eduardo Galeano: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. 

IG: @unamamamontessori 



More from Revista Tigris
Offis: un proyecto visionario nacido en pandemia
Matias Sicardi y Santiago Fisher fundaron Offis, espacios independientes de rápido montaje...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *