Diseño y mantenimiento del jardín

En la mejor época de los jardines, recorrimos el de @carolina.pell junto a @itasflowers, quien nos llenó de datos útiles. ¡Pasen y vean!

En la mejor época de los jardines, recorrimos el de @carolina.pell en El Encuentro. Nos acompañó @itasflowers para enseñarnos sobre el diseño y el mantenimiento de estos espacios. Pasen y vean todos los datos útiles que nos compartió. 

Antes de iniciar el recorrido, es importante entender que los jardines se pueden diseñar en varias etapas, en función de las necesidades, urgencias y gustos de cada dueño de casa. Además, al hacerlo, es relevante tener en cuenta que según cómo se planifique cada espacio, se verá de una forma u otra conforme a la época del año. 

Un jardín que recibe 

La entrada es lo primero que debemos diseñar porque es lo que vamos a ver todos los días. En este caso, nuestra anfitriona creó un jardín antes de entrar al hogar; algo no tan común. 

En primer lugar, nos encontramos con un muro de contención verde para generar privacidad: un cerco de oleo texana que se mantiene con poda. Al ingresar, nos frenan unos buxus para marcar el acceso y el recorrido hacia la puerta de entrada.

En estos espacios, se debe utilizar césped de alto tránsito o piedritas para el diseño del camino. Por ejemplo, dolomita. Es importante que, si se usa piedra, haya flejes de contención para separarla del césped y de los canteros. 

Un acceso con muchas especies: amapolas, verbenas, achiras, agapanthus, jazmin de leche rastrero como cubresuelo, un fresno, arbusto viburnum opulus, salvia guaranítica, floripondio. 

Un acceso que te invita a seguir recorriendo 

Siguiendo el camino de piedritas, se llega a un sector que posee un banco para la contemplación. Allí se trabajaron muchas macetas para decorar el espacio. Además, se diseñó con distintas formas de hoja y de verde, muy atractivas a la vista.

Mantenimiento con poda

Cuando las flores y las hojas se marchitan, es importante cortarlas para evitar que se caigan y traigan hongos. Luego, las puedo llevar a la compostera. 

  • El cerco de oleo texana debe podarse una vez que las flores se marchitan. ¿Cómo? Como las hojas son paralelas, el corte va a ser recto, pegadito a la hoja. 

  • El buxus es ideal podarlo en primavera. Para que no se deshidrate tanto y sufra, humedecer el suelo antes de hacerlo. Se puede podar con bordeadora, pero preferentemente, terminarlo con tijera. 

  • A las herbáceas hay que podarlas desde donde nace la hoja así no dejo que las hojas marchitas queden en la planta. No arrancarlas. 

  • Al podar una rosa, que tiene las hojas alternadas, el corte debe ser apuntando hacia el cielo, buscando una yema en la que la hoja salga hacia afuera, pegada al tronco principal. De esta manera, permito que la brotación se abra; de lo contrario, cerraría la mata. 

Un patio cubierto de flores

En el lateral derecho sol, que es uno de los espacios más bellos de este jardín, Carolina diseñó lo que llamamos puntos focales, es decir, lugares que atraen todas nuestras miradas. En primer lugar, una arcada de hierro cubierta de un rosal trepador que invita a un camino, rodeado de canteros. 

Estos canteros tienen, además, distintos puntos focales y diferentes épocas de floración. Dentro de ellos podemos encontrar tutores que sirven para sostener herbáceas o florales que se caen, por ejemplo, la escuela de caballero, las dalias o los gladiolos. También decoran el ambiente. Este espacio está contenido por los buxus y es una vista obligada desde el interior de la casa. 

Variedades en la huerta

Otro sector del mismo lateral es la huerta. La dueña de casa colocó dos cajones de aproximadamente 2m x 40cm. Estos fueron elevados para que no haya que agacharse al trabajar, para generar un mejor drenaje y para cuidar la huerta de los animales. En este caso, también se les incorporó una espaldera para que las plantas puedan trepar. 

Las huertas necesitan muchas horas de sol y cuantas más tengan, más variedades se podrán trabajar en ellas. En esta oportunidad, estaban floreciendo: puerro, repollo, rúcula, lechuga, perejil, ciboulette, acelga y arvejillas (una flor ideal para la huerta). ¿Por qué la huerta tiene flores? Porque atraen polinizadores. 

Además, la huerta necesita mucho compost ya que a medida que este se consume, hay que agregarle más. 

Estanque a pura frescura

Los estanques son muy importantes dentro del paisajismo ecosistémico porque refrescan el ambiente y la temperatura. Siempre vienen muy bien en el jardín. En el caso del armado por Carolina Pell, se logró un punto focal desde el interior de la casa, desde la galería y desde el jardín. 

Es un estanque con más de 50 cm de profundidad, que es lo mínimo que necesita para que los nenúfares puedan florecer. Las talias y los lirios lo enmarcan. También contiene peces para que oxigenen y se coman las larvas de los mosquitos. Es importante mantener siempre el estanque libre de hojas marchitas para evitar que atraigan insectos y que tome mal olor el agua.

Además, se repiten los buxus como cerco, que son la estructura fuerte de este diseño. En tanto a la contención del estanque, se hizo con quebracho antiguo y un género especial para que no se filtre el agua. 

Canteros como protagonistas

Es un jardín con muchísimos artistas que van variando según la época del año. Hay un sector de césped, una de piedras y otro de canteros.

En los canteros hay muchas especies de follaje gris, que consumen poca agua, como el iris germánica. Además, muchas plantas que solíamos ver en la huerta, ahora se incorporan a los canteros del jardín, como el alcaucil y el romero rastrero. 

También hay macetas, por ejemplo, con un olivo. En relación a esto, es relevante mencionar la importancia de rotar las macetas 180 grados una vez por mes para que la planta no se caiga para un lado. De esta manera, la copa quedará homogénea. 

Fogonero: un sector de encuentro

Los fogoneros se colocan en un sector fijo. No conviene apoyarlos sobre el pasto ni debajo de un árbol ya que pueden quemarlos. Es ideal ubicarlos en un piso de material: fijo o de piedritas, como es en este jardín. 

Debajo de la piedra hay que situar un geotextil para que no crezca la maleza, y en el límite con el césped, unos listones de hierro como contención. Igualmente, debemos cortar con una tijera los bordes que quieran avanzar.

De todas maneras, puedo plantar alrededor aunque haya piedra. Si bien antes se creía que no era buena para las plantas ya que se recalentaba y las quemaba, se ha estudiado que protege las especies, tanto en verano como en invierno.

Un lateral tropical

Siempre va a haber un lateral que reciba más sombra, generada por el cerco perimetral o el vecino. Por eso, debemos colocar plantas que resistan la media sombra, como la tetrapanax, la abelia grandiflora y la corona de novia. Hay que tratar de trabajar con cubresuelos y dos o tres especies que tengan follajes diferentes para buscar la composición de distintos tonos de verde. 

Carolina Pell

La anfitriona de esta ocasión es agrónoma y paisajista. Ella misma pensó su jardín y lo hizo en muchas etapas. Si bien para sus clientes hace planos, no fue así para sus espacios verdes. Empezó por el cerco y el césped para ordenar el lugar y luego avanzó con los distintos sectores que vimos en este gran recorrido. Hoy, es ella quien mantiene cada uno de sus canteros y sus rincones florales. ¡Un placer visitarla!

More from Revista Tigris
Manjares de fiesta
Una parte esencial de toda celebración es lo que cocinamos para nuestros...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.