Eco tour por San Sebastián

Familias, matrimonios, parejas que apostaron por un lote en este paraíso alejado del ruido tienen un sueño en común: formar parte de una comunidad, de un grupo de personas que elige un estilo de vida sostenible en el tiempo. A continuación la crónica de un recorrido que da el puntapié inicial…

Familias, matrimonios, parejas que apostaron por un lote en este paraíso alejado del ruido tienen un sueño en común: formar parte de una comunidad, de un grupo de personas que elige un estilo de vida sostenible en el tiempo. A continuación la crónica de un recorrido que da el puntapié inicial…

Texto: María Ducós – Fotos: Silvina Woodgate

El sol pegaba fuerte desde temprano sobre las espaldas de los primeros que arribamos a San Sebastián para el Eco Tour. El cielo despejado y el pasto verde con teros vigilando los puntos estratégicos de este complejo de más de 1000 hectáreas nos invitaban a sentir esos terrenos más nuestros, a palpar ese esfuerzo por un cambio de vida. 

Con el río Luján a escasos metros, una vegetación abundante en los 360 grados y como únicos sonidos la brisa y el piar de los pájaros, a las 10 de la mañana el Club House se vistió de anfitrión. Más de 100 propietarios se acercaron a escuchar las novedades del barrio entre medialunas y café.

¿Qué es una comunidad sostenible? Así arrancó la exposición de Santiago de la Barrera. Una iniciativa que intenta integrar y equilibrar los aspectos económicos, sociales y ambientales de la comunidad.  “Una propuesta con mirada al mañana que busca mejorar el lugar donde vivimos nosotros y donde vivirán nuestros hijos”. La presentación continuó a cargo de Grinc, empresa de restauración ambiental, y encargada de dirigir el Eco Tour.

Luego de contar los esfuerzos de preservación que se hicieron y se realizarán en el barrio, captaron toda la atención  con una aplicación muy novedosa: Grinc App. Una herramienta que sugiere un proyecto de plantación singular para cada jardín, respetando las especies nativas y fomentando el armonioso círculo vital. Al completar una serie de datos tales como las dimensiones del jardín, terreno o balcón y la clasificación del lugar (zona urbana, suburbana o rural), la interfaz arroja una serie de plantas a utilizar, especificando la cantidad de sol que deben recibir  y la cantidad de agua que necesitan. Además, facilita un listado de viveros en donde conseguir cada especie.

Ahora sí, con toda esta información nos dispusimos listos para empezar la recorrida, procurando ser mayores observadores de la enorme biodiversidad que teníamos ante nuestros ojos. El tour comenzó por la flamante cancha de golf que ya cuenta con 9 hoyos terminados de los 18 previstos. Una laguna con variedad de patos, plantas acuáticas y algunos peces rodeaba el quinto hoyo, sembrando un ambiente aún más distendido para la práctica de este fascinante deporte. A mano derecha, sobre una zona perimetrada, pudimos ver un sector intacto del ecosistema del lugar, con árboles autóctonos y plantas nativas que, sin rastro de la intervención del hombre, procuran preservar la escena original. 

En el área 6 se encontraba la última parada del tour: la reserva ecológica.  Ya era mediodía y la fauna del lugar nos dejó con gusto a más. Pero si uno se acerca en los horarios adecuados, o al amanecer y al atardecer, se podrán observar bandadas de pájaros y mariposas que sobrevuelan los pastizales y espinales que crecen a la vera del Río Luján. 

 

Un día que emanó energía positiva para seguir trabajando y un barrio que encandiló con su impactante naturaleza. Sin lugar a dudas, San Sebastián se perfila como un barrio ejemplo, con propietarios dispuestos a compartir y aportar sus capacidades para crecer  en una comunidad sostenible.

 

Si querés saber más sobre San Sebastián ingresá en:

www.barriosansebastian.com.ar

FB: /bsansebastian

Encontrá la aplicación de Grinc en: 

www.grinc.com.ar/app/

Written By
More from Tigris
Desde Bryant Park
A partir de abril en Nueva York, muchos de los escenarios en...
Leer más