EL LENGUAJE DE LAS FLORES

Las flores constituyen, desde hace millones de años, un elemento esencial de la comunicación de los hombres.

Las flores son, desde hace millones de años, un elemento esencial en la comunicación de los hombres. Desde la época de los fósiles, en las paredes de las cuevas y en los primeros textos escritos, el lenguaje de las flores manifiesta nuestros sentimientos, estados de ánimo, deseos y, en algunas ocasiones, aquello que no podemos expresar con palabras.

Así como presentan diferentes tonalidades, texturas y formas, las flores también desprenden aromas diversos y muy agradables. La flor es una señal de delicadeza, de afecto; es un signo visible y a su vez discreto de nuestros sentimientos, tradiciones y costumbres. ¿Qué sería del hombre sin la fauna y la flora?

Colores que transmiten vida

Los colores de las flores transmiten energía, la dan vida a nuestros jardines y hasta a los ambientes de casa cuando llenamos nuestros floreros. Cada color brilla a su manera y con mayor o menor fuerza según la época del año.

El amarillo, en su amplitud de tonalidades, nos anuncia con alegría la llegada de los días más luminosos. Entre las especies de este color se destacan los junquillos, alelíes, gypsophilas, calas, crisantemos, liliums.

Los violetas y los azules aparecen en verano con las astromelias, claveles, anémonas, agapanthus y salvias, que nos brindan frescura en los días calurosos.

Por su parte, los rojos de las gerberas, dalias y siemprevivas, atrapan nuestras miradas permanentemente, incluso si se encuentran a la distancia.

Mezclar los amarillos con violetas, rojos con verdes, y azules con anaranjados en un ramo, puede resultar un éxito. Por su parte, el blanco siempre será el mejor aliado para iluminar cada combinación.

Son infinitas las variedades de flores existentes en el mundo; y muchos los significados que llevan consigo. A continuación les compartimos algunas especies con sus respectivos significados:

Rosa: en la civilización romana simbolizaba “el amor puro”. Es la reina de las flores.

Alelí: “siempre serás bella”.

Astromelia: simpatía.

Cala: modestia.

Clavel: dulzura.

Eucaliptus: protección.

Jacinto: delicadeza.

Jazmín del Cabo: respeto.

Lavanda: ternura.

Loto: pureza.

Magnolia: dignidad.

Margarita: grandeza, confianza.

Marimonia: generosidad.

Orquídea: amor puro.

Olivo: paz.

Pasionaria: fe.

Petunia: “tu presencia me tranquiliza”.

¿Qué tal si le regalamos un ramo de flores a nuestra mamá en su día?

Elijamos los simbolismos que más caracterizan a la nuestra, y demostrémosle cuánto la queremos.

María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers

Contacto: 15-4991-6073 – marialauravidal@hotmail.com

More from Revista Tigris
El poder de una nariz
Desde 2007, la Fundación Alegrañatas, a través de payasos de hospital, lleva...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *