Fluir y dejar fluir

Econáutico Hipocampo es un desarrollo de viviendas flotantes que busca coexistir con la naturaleza evitando amenazar su equilibrio.

casa_flotante1_690x460

Econáutico Hipocampo es un desarrollo de viviendas flotantes que busca coexistir con la naturaleza evitando amenazar su equilibrio. Aníbal Guiser es su desarrollador, visionario y súper osado. Se animó a dragar, casi a pulmón y con un único aliado, un canal sobre la costa de Maschwitz que quedó increíble. Con formas onduladas, cada semicírculo corresponde a un lote de las casas que él mismo edifica.

Residuos cero
En este consorcio de amarras se busca que las casas no contaminen el río en el que flotan, y lo logran evitando generar cualquier tipo de residuo.

Por un lado, los efluentes provenientes del uso del baño y la cocina se reciclan dirigiéndolos a un tanque de sentina que tiene una bomba que separa y deshace lo sólido, y que luego pasa por un sistema de filtrado para terminar su recorrido nutriendo un sector de plantas que puede usarse como huerta.

Por otro lado, el agua de río se potabiliza para ser usada en la descarga de inodoros y todos los usos domésticos necesarios. Aún no está lista para ser consumida, pero se espera optimizar el sistema de potabilización para que así sea.

Por último, en el barrio se va a incentivar la separación de desechos. Estos serán derivados a ONGs y fundaciones de la zona que le puedan dar un uso productivo a sus respectivos fines de compromiso social.

Cada vez más sustentables
Con una estructura que lejos de mecerse con el vaivén del agua, se mantiene muy estable incluso en las tormentas, se diseñó para que la energía eléctrica provenga de sus propios paneles solares. Con el tiempo, quieren empezar a reemplazar los materiales industrializados por los más naturales y sustentables como el adobe y el bambú, madera predilecta de este arquitecto. Además, invitan a potenciar el río como medio de transporte, motivo por el cual disminuirán el tráfico de las autopistas que van al centro y el dióxido de carbono resultante.

casa_flotante2_690x460

Flotantes desde siempre
Lo cierto es que las casas flotantes existen desde siempre, como pudieron ser la de los pescadores de Halong Bay, en Vietnam. Una vez que en los años 80 abrieron las puertas de su país al turismo, estos pescadores debieron agruparse en villas flotantes para dar paso a los barcos y cruceros que pasaban por la zona. Hoy en día se las puede ver ondulantes y rústicas, reflejando el modo de vida de sus locales, como también se aprecian en la costa de Kerala, India, bien prolijas, edificadas con cañas y techos de hojas palmera.

Con el paso de los años y según las distintas culturas, este concepto se fue reinventando y es así como el día de hoy vemos este tipo de desarrollos con claros fines de sustentabilidad, como lo es Hipocampo. También los hay hiper modernos, como The Floating Seahorse, que redobla la apuesta y brinda casas de tres niveles, incluyendo uno que tiene vista exclusiva por debajo del mar, ¡un paisaje original, de más esta decir!

Sin lugar a dudas, si respiro profundo y me animo a soñar, estas casas se parecen bastante a  donde siempre quise habitar.

¡Hasta la próxima!

 

Mechi,
www.espiralista.wordpress.com
www.facebook.com/espiralista

More from Revista Tigris
Protagonistas de nuestra historia
¿Nos alcanza con ser argentinos o hace falta que nos convirtamos en...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *