Derechos perdidos: las consecuencias de no tener DNI

argentinos-invisibles-02

Seguridad social 
La mayoría de los programas que brindan contención social a hogares en situación de vulnerabilidad y pobreza requieren de las constancias de DNI y acta de nacimiento de todos sus miembros. Esto implica que aquellos niños que no cuentan con la debida documentación quedan excluidos de recibir subsidios, prestaciones sociales, planes alimentarios y de entrega de viviendas, perpetuando de este modo su exclusión.

Derechos civiles 
Una persona indocumentada no puede votar a sus representantes, no puede ser candidato a ocupar cargos públicos, no puede participar en una consulta popular ni en una audiencia pública. Asimismo, la falta de DNI impide que éstas se puedan casar por civil, adquirir bienes a nombre propio o transferirlos, dar herencia o heredar bienes de terceros. Incluso, al carecer de acta de nacimiento, una persona no tiene identidad legal: cuando ésta fallece, no se puede registrar su defunción formalmente y la persona queda como “NN”.

Educación 
La inscripción en una escuela requiere que los interesados presenten un DNI y la libreta sanitaria. En muchos casos, a los niños y niñas indocumentados se les permite asistir a la escuela primaria bajo la condición informalmente expresada por sus directivos de que se regularice la situación para la finalización del nivel educativo.

Derechos laborales 
El documento de identidad es necesario para insertarse como trabajador en el sistema formal y acceder plenamente al goce de los derechos laborales. Todo trabajador posee una Clave Única de Identificación Laboral (CUIL) que contiene el número de nacimiento con tres dígitos adicionales. Sin esa clave, para la cual se requiere contar previamente con un DNI, las personas quedan reducidas al mercado informal.

Salud 
En la Argentina nadie, sea ciudadano argentino o extranjero, puede legalmente dejar de ser atendido en los servicios públicos de salud en caso de no tener documentos de identidad. En este sentido, en principio, ser indocumentado no parecería representar una dificultad a la hora de acceder a los servicios de salud del sistema público nacional, al menos a las guardias de urgencia. Sin embargo, la ausencia de DNI sí ocasiona inconvenientes en el acceso a servicios del sistema privado, quitando a los niños los beneficios de la obra social de sus padres.

Libre movimiento de las personas 
La libertad de locomoción es uno de los derechos fundamentales del ser humano. Cualquiera fuera el motivo del viaje, si éste se realiza en algún medio de transporte público de pasajeros de larga distancia, pasada la frontera, quienes viajen deberán acreditar su identidad a través de la presentación del DNI.

More from Revista Tigris
Sobre ruedas: Encuentro Tigre
Le damos envión a estas postales. Pedaleamos por las calles de nuestros...
Leer más

4 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *