Hermanas Ricci

Desde el año 90, las hermanas Paula y Agustina Ricci llevan adelante su marca con su sello de estilo romántico y cuidando cada detalle para que sus clientas se sientan únicas.

Texto: Valeria Parodi

 

Revista Tigris: ¿Cómo empezaron?
Agustina Ricci: Empezamos a los diecinueve años. Teníamos un dinero ahorrado que nos regalaba nuestro abuelo para los cumpleaños. Yo estudiaba Diseño de Indumentaria y me puse a fabricar con la máquina de coser, y Paula vendía lo que yo producía. Empezamos en un departamento muy chico y de a poco fuimos creciendo hasta llegar a abrir locales a la calle. Arrancamos con porta cosméticos, billeteras, después pasamos a fabricar zapatos con tela de tapicería, y de a poco fuimos incursionando en la ropa.

RT: ¿Siempre tuvieron la idea de hacer algo juntas?
AR:
No, fue surgiendo naturalmente. Como yo fabricaba, necesitaba una persona que vendiera mis productos y Paula lo hacía desinteresadamente, hasta que pensamos en asociarnos ya que ella estudió Administración de Empresas. Fue una buena fusión.

RT: ¿Qué materiales usan?
AR:
Géneros relacionados al Romanticismo, puntillas, bordados, encajes, broderie. Cuando era muy chica, mi abuela me enseñó a bordar y a tejer. Esas manualidades fueron las que, de grande, despertaron en mí las ganas de estudiar Diseño de Indumentaria y no otra carrera. También agregamos mucho color a nuestros productos.

RT: ¿Tienen algún diseñador o referente que sea su fuente de inspiración?
Paula y Agustina Ricci:
Nos inspiramos principalmente en lo antiguo. Nuestra madre es muy estética, le encanta la moda. También es nuestra fuente de inspiración.

RT: ¿Con qué clima se trabaja puertas adentro?
Paula Ricci:
Creemos que es primordial tener un buen ambiente de trabajo. Creamos una cadena en positivo, ya que lo bueno se trasmite y es reflejado en nuestras clientas. Tenemos el ejemplo de algunos empleados que se han ido y nos han vuelto a llamar después de haber vivido un proceso en otra compañía y darse cuenta de que nuestro trato siempre fue cálido y cordial.

RT: ¿Cómo se insertaron en las redes sociales?
PyAR:
Investigamos y fuimos adaptándonos al mundo virtual. Tratamos de estar actualizadas; es un crecimiento. Las redes sociales tienen mucha llegada y es inmediato. Tenemos venta online, está muy bueno. Hoy pasa todo por esa vía.

RT: ¿Exportan?
PyAR:
Por el momento no, pero nos encantaría. Fue un año difícil en cuanto a poder conseguir materiales ya que lo nuestro es muy artesanal. Hemos exportado a México, España, Ecuador y Uruguay pocas cantidades y de forma esporádica. Pero estamos apuntando a clientes del interior de nuestro país.

RT: ¿Cuándo y por qué surge la necesidad de ayudar?
PyAR:
Nos dimos cuenta de que además de trabajar teníamos la necesidad de hacer algo más, algo por el otro. Y desde ahí surgió un apostolado que se llama ANSPAC (Asociación Nacional para la Superación del Ama de Casa), que ayuda a las amas de casa a superarse. Les propusimos hacer grupos a los que las madres y mujeres humildes del barrio asisten todos los martes dos horas. Se les enseña una manualidad distinta cada vez, se organizan charlas de alimentación, comunicación y organización del tiempo. Esas mismas mujeres que empezaron hace diez años son las que hoy, a través de una cooperativa, hacen muchos de los productos que vendemos: tejidos, bordados y apliques.

RT: ¿Cómo se ven en un futuro?
PyAR:
El año que pasó fue muy difícil económicamente, pero confiamos en que Dios va a sacar el país adelante. Nos gustaría conseguir más mayoristas en el interior. Estamos en varias provincias, pero es nuestro fuerte y nos queremos expandir.

RT: Nómbrenme tres adjetivos que las definen.
PyAR:
Emprendedoras, trabajadoras, resolutivas; siempre vamos para adelante.


No te pierdas la nota completa, y tal como salió en la revista impresa.

Más información:
www.paulayagustinaricci.com
FB PAULA Y AGUSTINA RICCI
Instagram @paulayagustinaricci

More from Revista Tigris
El universo detrás de Nina´s Cheese
Animarse a creer en ella misma y concretar un sueño inspirado en...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *