Historias de todos los días

Dos mujeres se unen y vuelcan sus vidas en familia, sus pasiones, sus experiencias e historias en  “Tejiendo infancia”, un libro que cuenta situaciones diarias y simples.

Dos mujeres se unen y vuelcan sus vidas en familia, sus pasiones, sus experiencias e historias en  “Tejiendo infancia”, un libro que cuenta situaciones diarias y simples que pueden pasar desapercibidas pero que, en el fondo, contienen una enseñanza que nos invita a estar ahí y a vivir cada momento con ojos distintos. Acá, un poco de todo el proceso en primera persona.

Texto: Victoria Llorente y Verónica Steverlynck

El comienzo
Vicky:”La idea del libro surgió casi “sin querer queriendo”. Tenía  cientos de hojas de word escritas en mi computadora con bocetos, historias, imágenes, pensamientos, reflexiones. Pero Tejiendo infancia surgió de otra manera, sin querer ser libro: cuando mi hija mayor cumplió 10 meses, en febrero de 2014, empecé a postear todas las semanas en Facebook textos cortos contando alguna anécdota de ella y de mi vida acá en el campo (desde el 2012 vivimos a 70 km de la ciudad de Lincoln). Todas las historias terminaban o empezaban con alguna enseñanza detrás de aquello que había mirado. Fueron pasando los meses y había encontrado este pequeño espacio para subir mis reflexiones semana a semana. La gente me decía que les hacía bien y los alentaba en la tarea de criar bebés chiquitos. Me motivaban a que transformara los escritos en un libro. Me reí al principio, pero después empecé a rumear la idea en mi cabeza. Cuando nació Tania, mi segunda hija abandoné un tiempo los escritos y en septiembre de 2015, junté todos los posteos desde aquel febrero caluroso, y los tiré en una plantilla de Indesign. Una amiga me sugirió que le dijera a Wonky que los ilustrara porque “tenía una mirada sensible y maternal”. Y así fue. Cuando le comenté la idea y el proyecto, no lo dudó”.

Wonky(Verónica):” Fue un proceso muy lindo y muy natural…. De Idas y vueltas, juntadas, whatsapp, mails… Y un día dijimos: “Ya está, ¿no?” ¡Y salió la muestra a imprenta y  llegó el libro a nuestras manos…!”.

Un entramado de cosas lindas
Vicky: “El título tardó en llegar. Quería tener todo plantado para poder mirarlo entero y ver qué salía de allí. Porque creo que ser madre y tejer tienen que ver con eso de ir uniendo con puntos un entramado de cosas lindas. En el tejido, el resultado final será un lindo sweater. En la infancia, serán los recuerdos. Tejer te permite variar los colores y las formas. Y en la maternidad pasa lo mismo: te pueden dar mil fórmulas, pero al final, cada uno elegirá su propio camino porque cada chico es único. En un momento dudé en que fuera Tejer Infancia, pero el gerundio habla de una continuidad y me gustó esa idea de seguir tejiendo. A mí me gustaría darle la posibilidad de que mire con ojos distintos  las cosas de todos los días. El libro no tiene más que eso: historias de todos los días con una mirada un poquito más profunda. Cuando estás en el baile de la maternidad sentís que te estás perdiendo un millón de cosas. El libro tiene que ver con esto: con estar ahí. No al costado, no atrás, no adelante. Seas o no seas madre”.

Wonky: “Me encantaría que les quede algo después de leerlo. Me gustaría que la gente en su vida diaria se acuerde de eso que leyó. ¡Ya más de una lectora nos dijo que le pasa y eso me encanta!”.

Una respuesta inesperada
Vicky: “La respuesta fue lindísima, emocionante, inesperada. Al menos para mí. Lo sacamos a la venta el 30 de mayo (¡dos años después del mismo día que nos conocimos!), y en menos de diez días ya habíamos vendido doscientos ejemplares. Así que enseguida salimos a reimprimir. Esperábamos venderlo entre conocidos y amigos y  gracias a las redes sociales, nos estallaron los pedidos de personas que no conocíamos. Lo lindo fue que el libro no solo gustó a madres de nuestra edad, sino a mujeres más grandes, mujeres sin hijos, abuelas de puntos muy distintos del país y del mundo”.

Wonky: “La gente lo lee y nos llama, manda mails o mensajes con comentarios tan lindos diciendo que los conecta con las cosas lindas o que los ayuda a ver la vida diaria de manera diferente, que los motiva a ver y respirar profundo y vivir el aquí y ahora”.

Un largo recorrido
Vicky: “¿Planes? Que se difunda, que llegue a todo el país, y a distintas partes del mundo (gracias a varios amigos ya está en Chile, en Uruguay, en Londres y en Barcelona).Nos encantaría que alguna editorial se animara a editarlo .Estamos también en esa búsqueda para que pueda llegar a más lugares. Viviendo tan lejos de Capital se complica un poco el tema de la logística y la distribución. Mientras tanto, a medida que se agotan, seguiremos reimprimiendo. Pero más que nada queremos que se expanda el mensaje del libro que no es otro que el de DISFRUTAR de cada instante y saber que en lo más chiquito suele estar lo más Grande.

Wonky: “Yo creo que Tejiendo se dio de una manera tan natural, que naturalmente va a venir algo más y ni nosotras sabemos qué…. Pero sí sabemos que va a ser hecho con la misma dedicación y ganas que Tejiendo infancia”.

¿Querés comprar el libro?
Cuesta $250 y te lo enviamos a Capital y Zona Norte. Por ahora es solo por pedido y en algunas semanas también va a estar en algunos puntos de venta que estamos empezando a definir. También hacemos envíos al Interior.

 

Más información:
Para pedidos: tejiendoinfancia@gmail.com.
www.diaxdiasiempre.blogspot.com06
Instagram @tejiendo_historias

More from Revista Tigris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *