Juana, la custodia del orden

La optimización, belleza y bienestar no se negocian.

Organización y orden; hacer del hogar un lugar más lindo y acogedor; llevar el espíritu emprendedor a un negocio nacional. Esto es Juana, la loca del orden (@juanalaloca.delorden).

Una manera veloz y sintética de responder de qué va este proyecto podría ser esta: unas ganas enormes de apostar por un trabajo independiente y la fascinación de hacerlo con la temática perfecta, el orden. Todo surgió en plena pandemia, cuando dominaba la incertidumbre y el encierro. Pero no había lugar para la duda, una mudanza en puertas y una beba en camino eran la única -y vital- certeza por la que Juana y su marido avanzaron con sus planes de inmediato. 

A veces, de las decisiones más frenéticas surgen, como un impulso, los planes más ingeniosos. Y esta no fue la excepción. Cinco meses de embarazo y un traslado con acento cordobés, moldearon lo que hoy es @juanalaloca.delorden, un emprendimiento de productos con diseño original para organizar el hogar. Orden y armonía en los espacios es la propuesta madre. 

Cada pieza, una oda al orden

El requisito número uno es asegurar que el producto cumpla la misión de ordenar un espacio. A partir de ahí, diseño y funcionalidad hacen su magia. Y si hablamos de estética, podemos decir que el buen gusto acompaña a cada una de las opciones sin chistar. Porque optimización, belleza y bienestar no se negocian.

La meta fue trabajar con materiales eco amigables como madera, hierro y géneros, por eso rechazaron, desde el principio, los materiales industriales derivados del petróleo y se alinearon al compromiso de generar el menor impacto ambiental posible. 

Entre los artículos más demandados de su cuenta, el podio es para, en primer lugar, el recibidor, un ordenador de llaves, abrigos, bolsos, y todo lo que se nos ocurra. En segundo lugar, la caja de cuatro divisiones para utensilios de cocina; y por último, la repisa con dos estantes para ordenar las especias. 


Emprender no tiene horarios

Ningún día se parece al anterior y ahí está la magia. También la organización y el orden para mantener una rutina armónica y eficiente. Redes, entrega de pedidos, compra de insumos, diseño de piezas, todo lleva su tiempo. Por suerte cuenta con un gran equipo de trabajo: Osvaldo en herrería y carpintería; Lucre en el aporte de ideas y de asesoramiento de imagen; su marido en control de calidad; Vir en el manejo de redes; y ella, asegurando que cada etapa del proceso transmita la esencia del proyecto.

El feedback es su gran brújula y hasta ahora fue muy bueno, un mimo al alma después de tanto trabajo. Recibir tantas consultas sobre cómo ordenar distintos espacios le dio la pauta de que el suyo es un tema que prende entre la audiencia. Y Juana se enfoca en hacer más alegre el día a día en casa. 

Agradecida a su familia, amigos, equipo de trabajo y clientes por el apoyo se anima a soñar en grande, a proyectar la expansión de Juana, la loca del orden y llegar a más y más hogares.

IG: @juanalaloca.delorden

Tags from the story
, , ,
More from Revista Tigris
Luces de la pandemia
¿Cómo habrá sido la pandemia para quienes tienen alguna discapacidad y frenaron...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *