Casa propia, ¿ilusión o realidad?

En las cabezas de muchos argentinos vive la preocupación por acceder a la casa propia.

Texto: Patricio Lanusse, Director de Eidico – Ilustración: Nicolás Bolasini

La casa propia, ¿ilusión o realidad? – En las cabezas de muchos argentinos vive la preocupación por acceder a la casa propia. Muchas veces aparece como un ideal muy lejano, casi imposible de alcanzar. Y la realidad de nuestro país hoy hace humo a los sueños del hogar. Sin embargo, Eidico da un paso más y ofrece su alternativa. Inversión y casa propia en un mismo lugar.

En la edición julio-agosto de la Revista Tigris se publicó la nota Tocar el sueño, que describe la situación y las reflexiones de un grupo de jóvenes que se reunieron para charlar sobre “una ilusión compartida pero lejana”: la casa propia. Las opiniones y enfoques con variados, pero todos coincidieron en la importancia de poder acceder a la casa propia y en la gran dificultad que existe para lograrlo. Se menciona que recientemente en los diarios La Nación y Clarín han aparecido notas sobre este tema, con estadísticas, cifras, porcentajes y cuadros de todo tipo, que esclarecen que el problema es real, actual y muy cercano. Todo el grupo coincide en manifestar “un profundo escepticismo con respecto a la posibilidad de acceder a la propia casa”. Todos manifiestan un anhelo y una necesidad coincidente y que se podría resumir en algo así como: quiero y necesito llegar a tener mi propia casa para invertir y cuidar lo que es propio, poder tener un lugar seguro y confortable para la familia, un lugar para mis hijos, para recibir y compartir con amigos. Uno de los presentes resume en una breve frase lo que todos comparten: “Cuando veo amigos con su propia casa pienso ´pucha, qué ganas´… pero sobre todo pienso en mi casa el día de ir a pagar el alquiler”.

La experiencia Eidico
Los testimonios que se vuelcan en dicho artículo y la experiencia de más de veinte años de Eidico tratando de ayudar a solucionar el problema de la vivienda, nos llevan a compartir vivencias y reflexiones que pueden resultar útiles a quienes conviven con este anhelo. No hay dudas de que en la Argentina la casa propia es una gran necesidad insatisfecha. Los barrios de Eidico han venido a responder a una parte de esa necesidad: disponer de un lote donde algún día se pueda edificar. No obstante sabemos que llegar a la casa es una meta más lejana y complicada.

Muchas veces se ha dado que los jóvenes que han suscripto lotes en los barrios de Eidico no sólo han podido disponer de su lote, sino que además les ha servido como palanca para llegar a su casa. Muchos suscriptores, al ver que su lote se iba valorizando, decidían venderlo y volver a suscribir en un nuevo proyecto, más económico, haciendo una diferencia que era el ahorro para la futura casa. En dos o tres de estos movimientos lograban reunir lo necesario para construir. Por otra parte, los que tenían la posibilidad de poder suscribir dos lotes al mismo tiempo, cuando ambos lotes ya habían sido pagados, se encontraban con que vendiendo uno, disponían de los fondos para construir en el que les quedaba. Estas estrategias resultaron del ingenio y la necesidad de los suscriptores. No fueron ideadas ni propuestas desde Eidico, pero no hay dudas de que fueron muy útiles como herramienta de ahorro e inversión, y dieron lugar a que muchas familias alcanzaran el sueño de la casa propia. Lo que parecía una utopía terminó siendo una realidad.

Reunir a los que buscan y a los que encontraron
Posiblemente a la experiencia de reunir a esos jóvenes que no encuentran una salida, faltó el ingrediente de invitar a algunos de los que han logrado llegar a la casa propia por caminos que el sistema Eidico hace posible, para que aporten sus ideas y conclusiones.

Eidico Casas como herramienta para llegar a la casa propia
Eidico Casas es una de las propuestas que apunta a solucionar este problema. La idea es organizar grupos que aporten el costo de su casa en cuotas durante una cierta cantidad de años, e ir construyendo las casas según el flujo de fondos. Las casas construidas se asignan por sorteo y también por adelanto de cuotas. Antes de lanzar esta propuesta nos preguntábamos si tendría aceptación, pues quienes no pudiesen adelantar cuotas y no salieran sorteados podían demorarse diez años para llegar a disponer de su casa. Debatimos la propuesta con jóvenes potencialmente interesados y nos encontramos con que, aún teniendo que esperar el ciclo completo, muchos estaban convencidos de que era la única manera de llegar a la casa propia. La propuesta terminó teniendo muy buena aceptación: ya se suscribieron cerca de mil casas; unas trescientas ya fueron adjudicadas y se están construyendo, y se entregaron otras cien. Resulta emocionante vivir los eventos de adjudicación de casas. Los suscriptores asisten con sus familias y las expectativas son enormes. Ni qué hablar de la alegría y entusiasmo de los que en cada oportunidad salen adjudicados. Es muy interesante y para nosotros muy gratificante escuchar y leer los testimonios de los que se mudan a su nueva casa. En esta edición de Tigris hay tres que recomendamos leer.

Eidico Casas propone un producto de muy buena calidad a un costo eficiente. La construcción es de tipo tradicional, de unos 80 m2, sobre lotes de aproximadamente 300 m2, que se construyen al costo. El monto total se entrega con un 10/ 15% de anticipo y 120 cuotas mensuales (se ajustan por índice CAC). Consideramos que no hay en el mercado esta calidad de producto, con este costo y estas facilidades. El ideal sería que en nuestro país algún día aparezcan créditos hipotecarios a tasas y plazos accesibles; y entonces el proyecto se podría transformar en un plan de construcción eficiente y las casas se entregarían en no más de dos o tres años.

Facilitar la búsqueda de alternativas
Hoy nos encontramos con que para facilitar este acceso a la casa propia y mejorar las posibilidades de una buena inversión, desde Eidico deberíamos intervenir para que las experiencias aquí descriptas y la propuesta de Eidico Casas puedan complementarse. Vemos que muchos suscriptores tienen lotes en barrios terminados, que por el momento no tienen la intención de construir. Si bien disponen de una inversión segura y que se valoriza, el pago mensual de expensas es percibido como un “gasto” que les gustaría evitar. Una alternativa interesante es vender el lote y con el monto resultante ingresar en uno de los proyectos de Eidico Casas. Con ese monto tendría posibilidades de pagar el anticipo y disponer de fondos como para cubrir una buena cantidad de cuotas, y por varios años (dependiendo del valor del lote), no tener necesidad de hacer nuevos aportes. Durante ese período tiene posibilidades de salir sorteado y disponer de una casa construida que puede utilizarse o alquilarse. Aun no saliendo sorteado, la inversión se revaloriza y se puede vender en cualquier momento.

Esta posibilidad de pasar de un lote que paga expensas a otro tipo de inversión no se limita al ejemplo de Eidico Casas. También es posible ingresar en un nuevo proyecto de barrio con capital suficiente como para suscribir más de un lote y/o disponer de los fondos para pagar una cierta cantidad de cuotas. Otra alternativa es pasar a algún proyecto de inversión donde ya no se requieren nuevos aportes y comienzan a dar renta o están cerca de comenzar a hacerlo.

Esta posibilidad de combinar distintas alternativas es un área en la que estamos trabajando y a corto plazo haremos un propuesta que vía Internet facilite el análisis y posibilite la instrumentación de pasar de un proyecto a otro. Mientras tanto, a los que les interese recibir mayor información sobre este tema, los invitamos a contactarnos y en forma personal los atenderemos.

Más información:
¿Querés saber más de Eidico Casas?

fspinetto@eidico.com.ar | mnavarra@eidico.com.ar

Written By
More from Tigris
Ciabatta
Empieza el frío y lo casero se vuelve una excusa para reunirse...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *