Leche de almendras

Aromas, colores y sabores  que se amalgaman con la naturaleza. A continuación, tres recetas ricas y sanas que reflejan la esencia de San Sebastián.

Aromas, colores y sabores  que se amalgaman con la naturaleza. A continuación, tres recetas ricas y sanas que reflejan la esencia de San Sebastián.

Libres de químicos, de fertilizantes o de alteraciones genéticas. Libres para crecer y madurar en la sana tierra. No pelean por la promoción del 2×1 ni por tener la mejor rebaja en los supermercados. Sus precios son más elevados, pero son, directa y proporcionalmente hablando, sinónimos de calidad, salud y de sabores auténticos. Los llamados alimentos “orgánicos” o “ecológicos” ya son tendencia y nos ofrecen un sinfín de variantes para cocinar recetas ricas y simples. Y porque nos gusta más la práctica que teorizar, decidimos elaborar nuestras primeras fórmulas orgánicas en plena naturaleza. Conseguimos los ingredientes, buscamos un pintoresco tablón y encaramos la Panamericana por Ramal Escobar hasta el km 54. Allí nos esperaba el soleado paisaje de San Sebastián con sus últimas pinceladas de otoño, sus verdes, y sus lagunas tan azules.

INGREDIENTES
100 g de almendras
1 l de agua
1 o 2 cdas. soperas de aceite de oliva o aceite de coco
1 cdita. de esencia de vainilla
1 cda. colmada de miel (también se puede usar Stevia)
1 cdita. de sal rosada
Aceite de chía o lino (opcional; ideal un poquito de la leche de los chicos por la presencia de omega 3)

PROCEDIMIENTO
Poner en remojo las almendras durante la noche (entre 6 y 10 horas). Colar el agua después del remojo. Licuar las almendras en 1 litro de agua y luego colar con un paño de trama fina (o bolsa para colar leches vegetales) exprimiendo bien tipo torniquete hasta la última gota para extraer al máximo los nutrientes y separar el líquido de la pulpa. Limpiar la licuadora y colocar el líquido resultante. Para mejorar su sabor, condimentar agregando el aceite de oliva o de coco, la esencia de vainilla, la miel, la sal rosada y el aceite de chía o lino. Volver a licuar. Conservar en la heladera. Se conserva varios días en buen estado. El coco rallado o aceite de coco alarga la vida útil o fecha de vencimiento por su efecto antibacteriano.

Written By
More from Tigris
Espiral hacia el sentido
Ojos brillantes, sonrisa dulce, gesto amable. Clara Pazos es una apasionada de...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *