Leche de almendras

Aromas, colores y sabores  que se amalgaman con la naturaleza. A continuación, tres recetas ricas y sanas que reflejan la esencia de San Sebastián.

Aromas, colores y sabores  que se amalgaman con la naturaleza. A continuación, tres recetas ricas y sanas que reflejan la esencia de San Sebastián.

Libres de químicos, de fertilizantes o de alteraciones genéticas. Libres para crecer y madurar en la sana tierra. No pelean por la promoción del 2×1 ni por tener la mejor rebaja en los supermercados. Sus precios son más elevados, pero son, directa y proporcionalmente hablando, sinónimos de calidad, salud y de sabores auténticos. Los llamados alimentos “orgánicos” o “ecológicos” ya son tendencia y nos ofrecen un sinfín de variantes para cocinar recetas ricas y simples. Y porque nos gusta más la práctica que teorizar, decidimos elaborar nuestras primeras fórmulas orgánicas en plena naturaleza. Conseguimos los ingredientes, buscamos un pintoresco tablón y encaramos la Panamericana por Ramal Escobar hasta el km 54. Allí nos esperaba el soleado paisaje de San Sebastián con sus últimas pinceladas de otoño, sus verdes, y sus lagunas tan azules.

INGREDIENTES
100 g de almendras
1 l de agua
1 o 2 cdas. soperas de aceite de oliva o aceite de coco
1 cdita. de esencia de vainilla
1 cda. colmada de miel (también se puede usar Stevia)
1 cdita. de sal rosada
Aceite de chía o lino (opcional; ideal un poquito de la leche de los chicos por la presencia de omega 3)

PROCEDIMIENTO
Poner en remojo las almendras durante la noche (entre 6 y 10 horas). Colar el agua después del remojo. Licuar las almendras en 1 litro de agua y luego colar con un paño de trama fina (o bolsa para colar leches vegetales) exprimiendo bien tipo torniquete hasta la última gota para extraer al máximo los nutrientes y separar el líquido de la pulpa. Limpiar la licuadora y colocar el líquido resultante. Para mejorar su sabor, condimentar agregando el aceite de oliva o de coco, la esencia de vainilla, la miel, la sal rosada y el aceite de chía o lino. Volver a licuar. Conservar en la heladera. Se conserva varios días en buen estado. El coco rallado o aceite de coco alarga la vida útil o fecha de vencimiento por su efecto antibacteriano.

Written By
More from Tigris
Producción Responsable
Los productos sustentables marcan, poco a poco, una diferencia positiva en el mercado...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *