Natural Box: por una Argentina más saludable

Un emprendimiento que vela por los buenos hábitos, por la alimentación saludable y que busca tomar conciencia alimenticia, social y ambiental. 

Mariano y Julieta son marido y mujer. Juntos crearon Natural Box (@naturalboxhealthysnacks), un emprendimiento que vela por los buenos hábitos y por la alimentación saludable. Distribuyen combos con la mejor selección de snacks, tanto a particulares como a empresas, con la misión de colaborar con la conciencia alimenticia, social y ambiental. 

Por Clara Almasqué

Natural Box empezó a tomar envión en 2017, luego de un viaje a Estados Unidos en el que Mariano y Julieta detectaron una gran “ola” healthy que ya predominaba en distintas partes del mundo. Con 18 años de casados y cuatro hijos, la dupla se animó a emprender y puso manos a la obra.

Noticia inesperada con buen desenlace

Mariano fue desvinculado de la organización en la que había trabajado durante 20 años, y ese fue el puntapié inicial para lanzarse a trabajar de manera independiente. La pareja se unió laboralmente para anticiparse a aquel movimiento que parecía ser furor en el exterior, y confió en sus capacidades y motivaciones para colaborar, en primera instancia, con la alimentación de los más chicos en nuestro país. Decidieron armar boxes que combinaran productos sanos y suficientemente atractivos, con el objetivo de que los consumidores logren reemplazar las golosinas por un bocado saludable fácilmente. 

Esta pyme familiar que se planteó en principio como una solución a los snacks de los niños en los recreos, hoy distribuye más de 60 marcas, no sólo entre clientes particulares, sino también en empresas que eligen cuidar a sus colaboradores. Además, cuentan con una tienda online al alcance de todos.

Tomar lo mejor e ir por más

Respecto a esta nueva aventura, Mariano nos cuenta: “Como todo comienzo, fue difícil, ya que me tuve que acostumbrar a no tener una estructura que me contuviera. Tomé todo lo aprendido en esos años; formé ciertos hábitos y adquirí experiencia para poder organizarme con gran profesionalismo”, y agrega: “También tuve que aprender cosas nuevas y desafiantes, sobre ventas y marketing, áreas en las que nunca había trabajado antes”.

Lo que no se ve

Los emprendedores aseguran que invierten un tiempo considerable en seleccionar cada elemento de las cajas. Buscan y testean productos 24/7, clasifican y evalúan cada uno para armar la mejor de las boxes de la mano de una nutricionista, combinando snacks provenientes de mercados locales e internacionales. 

Hay equipo 

@naturalboxhealthysnacks dio sus primeros pasos con Julieta al frente de la estética, la comunicación y la creatividad de la marca, y con su marido al mando de las ventas, el marketing, la logística y la compra de productos, entre otros asuntos. Para alegría de esta familia, el equipo se expandió. Se sumó Florencia al área comercial, y Lucila como responsable de redes sociales. Esta división de tareas le permitió a July dedicarse full time a su amada profesión, la psicología.

Aflojar, jamás

Luego de un año difícil, con colegios y empresas cerradas, este equipo sigue trabajando para ponerse de pie. Con propuestas diferentes y variadas mes a mes, no dejan de sorprender a sus clientes.

Según cuentan desde Natural Box, han notado que no sólo están resolviendo los snacks de los más chicos, sino también de los adultos, y concluyen: “La idea es ir desterrando las galletitas, las medialunas y las barritas comerciales, entendiendo que la buena alimentación es la base de un buen rendimiento”.
 
IG

TIENDA

More from Revista Tigris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *